¿Qué significa ser originario de algún lugar?

 

 

tehuan

 

Para muchas personas esta pregunta ha dudado a tener respuesta, para muchos esta pregunta es como una más en la que no se sienten forzados a responder algo en concreto o en la cual no creen que sea necesario hablar de sus raíces y del origen de su identidad sin embargo si usted realiza esta pregunta a algún oaxaqueño, si usted le cuestiona sobre que significa ser de esta mágica tierra y su identidad seguramente le responderá acerca de la importancia que tiene para ellos la gastronomía o la elaboración de las artesanías ya que para los oaxaqueños todo tiene un porque…

mujeres

Pero entonces hacemos otra pregunta ¿Por qué es importante para ellos? Sencillamente porque desde niños o desde el seno de su madre quizá se les enseña a sentirse orgullosos de sus raíces y saben bien que la fusión de una o más culturas como es la hispana no tiene que hacerlos sentir menos sino al contrario deben siempre de mostrar su lado indígena con orgullo al mundo y quizá la mejor forma para evidenciar este rasgo de Oaxaca es ubicándonos en la zona del Istmo de Tehuantepec donde es muy común caminar por cualquiera de sus calles y mientras esto sucede podemos escuchar a las mujeres hablando un zapoteco tan fluido que pareciera que en este lugar jamás paso la conquista española; más adelante siguiendo este asombroso recorrido por las coloridas calles del Istmo, ya sea Chahuites, Juchitán, Asunción Ixtaltepec o Tehuantepec, encontraremos también a hombres orgullosos de su tierra y de los contrastes de ésta, hombres que se sienten dichosos cuando participan en las festividades de su tierra.

niña

Es un honor para todo oaxaqueño formar parte de las festividades de su comunidad pero es aún más el gozo enorme para los hombres y mujeres que participan en la máxima fiesta de los oaxaqueños y la más grande fiesta folklórica de américa, es un orgullo y sinónimo de que se ha reconocido su esfuerzo y su amor por su tierra ¿Qué sería de nosotros los oaxaqueños si no nos sintiéramos orgullosos de lo que somos? ¿Tendría que venir a alguien a enseñarnos el amor por esta nuestra cultura o la dejaríamos esfumarse como el humo de un buen fogón sobre el cuál se calientan unas deliciosas tortillas hechas a mano? ¿Seríamos capaces de dejar ir nuestras raíces y cambiarlas cuál joya sin valor? No, no creo que podamos hacer eso, no creo que en algún momento dejemos a la deriva nuestra esencia y razón de ser por la que murieron zapotecos y mixtecos cuando intentaban conquistar tierras de unos o de otros así como los aztecas quiénes han forjado nuestra semilla como Mexicas o Mexicanos, por lo cual llevamos dentro de nosotros un acto reflejo que nos impide dejarnos dominar por otros.

Cuando hablamos de Oaxaca hablamos de la magia que tienen los oaxaqueños para compartir momentos tristes o de gozo en una fiesta; un claro ejemplo de esto puede ser si nos situamos en alguna comunidad de la sierra norte, Capulalpam de Méndez por ejemplo, donde sus habitantes saben hacer su “Gueza” cuando una persona muere no importa que jamás hayan sido cercanos, pero ¿Qué es la Gueza en realidad? Esta palabra proviene del zapoteco Guendalizaa y significa “Cooperar”; desde tiempos antes de la conquista los pobladores de Oaxaca se han caracterizado por su “ayuda mutua” ya sea en momentos difíciles o de celebración y es así como en este poblado zapoteca de la sierra norte de Oaxaca las personas realizan su “gueza” cuando una persona muere.

flores

Es curioso cuando fallece una persona puesto que dependiendo de su aportación que haya hecho a la comunidad o los cargos brindados a ésta es como será también de cierto modo el apoyo de los pobladores a la familia del fallecido, es muy común observar que lleguen personas con canastos de tortillas o pan, hay quienes llegan a ayudar en lo que se necesite durante todo el velorio y otros que apoyan con la comida, por lo regular las familias más pobres o de escasos recursos ponen un plato o charola donde las personas que asisten al velorio pueden dar una cooperación que será voluntaria y de acuerdo a las posibilidades de cada quien. Quizá hablar de la muerte es algo que provoca miedo pero para los oaxaqueños hablar de la muerte es muchas cosas; es respeto hacia los que se han ido y a la vez tenerlos cerca una vez más quizá no físicamente pero si emocionalmente, es también querer mantener comunicación con sus antepasados, con las raíces y con aquellos a los que amaron más que a su propia vida; hablar de la muerte significa recordar vivencias con los seres queridos, significa también preparar los platillos que a ellos más les gustaban y es a la vez servir un buen mezcal, un cigarro y una buena taza de chocolate para que la persona no olvide los sabores terrenales.

 

Por Mau León

Colaborador de Posada Don Mario y Estudiante de Idiomas